¿Me compro el nuevo iPad?

El siguiente artículo ha sido publicado en el blog de tecnología Descubriendo miMACzana. Como es una reflexión propia lo incluyo en este blog personal y así le doy más vidilla al artículo :lol:

Ahora que ya se ha puesto a la venta el nuevo iPad en España y hemos vivido y recibido una nueva oleada tecnológica de uno de los productos estrellas de Apple, me aventuro a reflexionar en la adquisición o no del nuevo iPad teniendo en cuenta que esta que os presento es una opinión más, personal y que cada cual puede pensar lícitamente algo diferente a un servidor o tener una opinión diametralmente opuesta.

iPad2012Comenzaré diciendo algo obvio, como tantas y tantas otras cosas de este mundo, el tablet de Apple no es indispensable, para nada… es más, no sustituye, para mi, a un ordenador convencional. Pero esas son otras hierbas.
Dicho esto, la eterna pregunta cuando se lanzan actualizaciones de un producto:
¿Vale la pena comprar el nuevo iPad si ya tengo un iPad 1 o 2?
o si planteamos la pregunta más técnicamente:
¿Las modificaciones tecnológicas aplicadas al nuevo iPad justifican la compra de la nueva generación desechando así los modelos anteriores?
Vayamos por partes.

 Si no tienes ninguno pero estás pensando en comprarte un tablet, sin duda y en mi opinión, un iPad es la mejor opción (siento la rotundidad), los números le avalan contundentemente respecto a otras marcas y competencia, y ya que hay un nuevo modelo pues aprovechamos ¿No? :D

Si es un iPad de primera generación el que posees, sin duda el salto generacional es descomunal y la potencia y prestaciones del nuevo iPad ofrecen argumentos más que sobrados para el cambio. Pero ¡ojo!, si lo único que deseas hacer es seguir navegando por internet, ver vídeos o películas a una resolución más que aceptable, consultar el correo electrónico y leer libros electrónicos o en formato pdf y revistas digitales, yo no me lo cambiaría y seguiría disfrutando y amortizando un excelente y poderoso Gadget, el iPad 1.

Ahora bien, si tu ilusión o necesidad es mejorar y conseguir la máxima resolución actual con su espectacular pantalla de Retina Display al visualizar fotos o vídeos, usar videoconferencia y captar fotos con una cámara de muy buenas características, realizando excelentes vídeos personales o disfrutando al máximo de los mejores gráficos en los mejores títulos de videojuegos para iOS… sin duda alguna el nuevo iPad es tu máquina, y tu iPad de primera generación se lo puedes regalar a un ser querido, seguro que lo agradecerá y disfrutará.

Pero si es el caso que tienes la suerte de poseer un iPad 2, hace poco lo compraste o te lo regalaron, no desesperes, tienes en tus manos una espectacular tableta que va a seguir dándote todo lo que necesitas o buscas de ella y más. Así como existe con gran claridad un salto espectacular y generacional entre el iPad 1 al nuevo iPad (que sería el 3), no ocurre lo mismo entre el iPad 2 y el nuevo. Aunque es muy posible que seas del grupo de aquellos que prefieren estar siempre a la última y pueden estarlo. El iPad 2 y el nuevo iPad son iguales como concepto, uso y diseño; Es más, Apple seguirá comercializando la versión de 16 GB del iPad 2, por tanto seguirá siendo una opción de compra excelente y más económica con casi las mismas posibilidades de uso que ofrece el nuevo iPad, salvando las diferencias de resolución existentes pero ofreciendo igualmente altas prestaciones y muy buena calidad.

Y algo para mi importante a tener en cuenta, es que el tablet de Apple ofrece la posibilidad de conexión a un proyector, monitor o televisor ya sea Full HD o no, para ver todo lo que sucede en el tablet y realizar, por ejemplo una presentación, o visualizar cualquier otro contenido multimedia que tengamos. Este método se llama espejo y solo son el iPad 2 y el nuevo capaces de reproducir todo contenido como una copia (espejo).

Para acabar con mi reflexión sobre el producto de Apple y su compra o no, y partiendo de la premisa de que toda persona tiene derecho a expresar lo que buenamente desee sobre cualquier tema o este en cuestión, eso sí, siempre con el debido respeto. Lo que sí desapruebo enérgicamente es la crítica constante que se hace en un sentido u otro y los comentarios o respuestas que se dan cargados de tinta muy radical… Cada uno hace lo que le da la realísima gana y gasta o no lo que quiere, en lo que quiere y cuánto quiere o puede, como si alguien prefiere para pasar el tiempo, gastarse en pipas los 500 o 600 euros que como promedio puede costar un iPad.
Lo que unos pueden ver como un despilfarro, una manipulación perversa y comercial de una compañía que obviamente existe para seguir generando grandes dividendos a sus inversores o lanzar a otros la acusación de ser un fan boy cegado, otros pueden verlo como una ilusión, un simple capricho material o una excelente herramienta personal o profesional. ¿Quién se atreve a juzgar los motivos o decisiones de los demás?… No seré yo quien lo haga.